Entradas

La coleccionista (1967)

Imagen
Para mí Rohmer es sinónimo de verano.Fue en verano cuando empecé a ver sus películas, es en verano cuando vuelvo a su cine y para mí pocos han capturado mejor la indolencia de la estación como él.
La coleccionista (1964) me gusta y me divierte mucho cada vez que la veo. La primera, en una reposición en un decadente cine de Barcelona en aquellos infaustos meses en los que viví allí. Luego un par de veces en el VHS que conseguí en un mercadillo y ahora en Filmin. Cada visionado es diferente, pero todos me sacan una sonrisa al ver a ese presuntuoso veraneante buscando desesperado excusas morales y éticas para justificar su atracción hacia esa joven; me divierte horrores escuchar esos engolados discursos en los que la acusa de seducirle con sus malas artes y ver las imágenes de ella tumbada en la playa, cansada, agotada por el sol veraniego y el no hacer nada.
Hay mucha intelectualidad en sus películas, pero también mucha ironía que al final es lo que hace que no sean infumables. Hay que te…

Crepúsculo IV y V. Amancer parte 1 y 2. Llegamos al final y en el futuro debo dejar de hacer estas cosas aunque todos sabemos que lo volveré a hacer

Imagen
Aviso, habrá destripes de la trama.  Pero, ¿a quién le importa?
La idea original era dedicar una entrada a cada película, pero llegados a este punto incumplo lo que me prometí en silencio porque quiero acabar cuanto antes.
Las películas adaptan el mismo libro y si se dividió en dos partes no fue por la complejidad de la novela si no por exprimir todo lo que se pueda a los vampiros paliduchos y los lobos sin pelo. Como se hizo con Los juegos del hambre, El hobbit o, saliendo el tiro por la culata, con la saga Divergente. Y una vez vistas creo que los responsables se las vieron y desearon para poder cumplir una duración estándar de dos horas; se repiten una y otra vez escenas de anteriores películas (algunas como resúmenes argumentales, otras para recordar a tal o cual personaje porque no se confía en el espectador, etc.), en la segunda parte hay dos veces títulos de crédito para ocupar minutos, Edward vuelve a explicar que mató a personas cuando es algo que ya nos explicó en la primera pa…

Reto Oscars. Septima entrada.

Imagen
Hay películas que establecen un antes y un después en la historia del cine. Nos gusten o no. Lo merezcan o no. Para bien o para mal. Pero esas cotas aparecen y después nada volverá a ser lo mismo. El cambio es en ocasiones sutil y solo a posteriori se puede ir rastreando esa influencia. En otras, es un mazazo. Remueve los cimientos del aparato cinematográfico y, de repente, el mundo ha cambiado. Pienso en películas como La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968), La matanza de Texas (Tobe Hopper, 1974), Intolerancia (David W. Griffith, 1916), Faces (John Cassavettes, 1968), Star Wars (George Lucas, 1977), Tiburón (Steven Spielberg, 1975), Al final de la escapada (Jean Luc Godard, 1960), entre otras muchas y por citar las más conocidas.

Godzilla (Ishiro Honda, 1955) porque es un lagarto gigante que escupe rayos radioactivos y muy pocos hechos cinematográficos pueden molar más que esto. Jason Voorhes, quizá.

La película de la que hablaremos hoy es una de éstas. No solo…

Byzamtium (2012)

Imagen
Compro.
Tiene sus cositas que no me convencen (sobre todo lo relacionado con el personaje de Jonny Lee Miller), pero me quedo con las muchas cosas que me gustan de Byzamtium
Primero, su director, Neil Jordan, un tipo que creo que no tiene el reconocimiento y el recuerdo que se merece y tengo el terrible pálpito de quedar oculto en la historia del cine entre otros nombres más vistosos, pero más vacíos. La capucha roja que lleva Saoirse Ronan, el rojo intenso de la sangre, los neones, sus aportaciones al mito vampírico moderno (¡una hermandad de vampiros machistas y clasistas!), que los vampiros no sean lánguidos, elegantes, cultos ni sofisticados, Gemma Arterton, etc.
Y, sobre todo, que después de la infantilización (en el peor sentido de la palabra) del mito vampírico que estoy sufriendo con Crepúsculo, una película que aborde el tema tanto desde el respeto a la tradición, a la actualización del mito, un poquito de ironía, mucha tristeza sin acabar en la impostada languidez y miradas a…