Entradas

Spontaneous, Brian Duffield, 2020

Imagen
Lo he dicho muchas veces y lo diré las veces que sean necesarias; uno de los géneros con los que más disfruto es con la comedia adolescente de instituto. Si a este género le añades toque fantástico y envoltorio dulce con poso dramático, mejor. Creo que lo fantástico le sienta al instituto de maravilla; es una forma preciosa y precisa de analizar, exponer y hablar de los miedos adolescentes de manera que se huye de discursos o moralinas demasiado evidentes. Pienso en títulos como Ginger Snap (2020), Detention (2011) o The faculty (1998) que hablan de desconcierto, cambios físicos y psicológicos, desconfianza hacia el mundo adulto, etc., de una forma amena, divertida y entretenida. Y, además, creo que en el fantástico estas películas demuestran mayor variedad y diversidad de costumbres, personalidades y físicos. Spontaneous es una de las mejores muestras de esto y una de las películas que más me han gustado. Los alumnos de una clase de último año empiezan a explotar. Nadie sabe por qué

Donde hablo (mal) de A Rainy Day in New York, Woody Allen, 2019

Imagen
  Me gusta Woody Allen. Me gusta mucho Woody Allen. Creo que tiene un puñado de obras maestras y que es uno de los nombres fundamentales del cine americano del siglo XX. Love and Death (1975), Zelig (1983), Crimes and Misdemeanors (1988), Manhattan Murder Mistery (1993) o Cassandra's Dream (2007) son absolutas maravillas, pero A Rainy Day in New York es un puto horror. Lo peor que he visto de él. Un espanto mayúsculo en (casi) todos los sentidos. Un vómito insufrible. Un insulto al espectador. Un autoboicot. Una soberana mierda.  Leo sorprendido buenas críticas, parabienes, felicitaciones y ante (otra) obra mediocre de Woody Allen. Se habla de "cinta prescindible absolutamente imprescindible", "divertimento", "obra menor, pero a la vez mayor" y otras chorradas y no lo entiendo. Como me ocurrió con The Irishman , ¿he visto otra copia? ¿He visto otra película con el mismo título? ¿O es el efecto nombre? El hecho de ver una película firmada por algui

Hoy es mi cumple y estas son algunas de mis películas

Imagen
Hoy es mi cumple. Y para conmemorar tan significativa fecha he decidido hacer una entrada especial con tantas películas importantes como años tengo. No son mis películas favoritas (algunas sí), ni todas me gustan (aunque muchas sí), pero todas y cada una han sido importantes en mi vida por algún motivo. Para bien o para mal me han formado como espectador de cine (odio la palabra cinéfilo) y junto a la música, los libros, el teatro, la masturbación compulsiva, la profanación de tumbas, el coleccionismo de uñas con cara de famosos han formado a la persona (o ente) que escribe esto. No están ni por orden de importancia ni por gusto; están tal como se me han ido ocurriendo. Me dejo muchas, pero esto es lo que hay. King Kong , Ernest B. Schoedsack y Merian C. Cooper, 1933 El origen de todo. Durante años, el rey Kong fue al único dios al que recé. La tenía en una cinta de Beta y la vi muchísimas veces. Para mí era la culminación de la obra humana. Bethoveen, Miguel Ángel, Virginia Woolf, tod